@radionitrook

  • Facebook - Grey Circle
  • Twitter - Grey Circle
  • Instagram - Grey Circle
  • YouTube - Grey Circle

RADIO NITRO

 

Whatsapp: 15-6743-3600 

Mail: info@radionitro.com.ar

Mail comercial: contacto.radionitro@gmail.com

 

Dirección: Gascón 112, Almagro.

Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

Argentina.

Las 11 cosas más extrañas de "Stranger Things 2"

01.11.2017

En 2016 el fenómeno ‘Stranger Things’ se apoderó de todos. La serie de los hermanos Duffer era una de las nuevas apuestas de Netflix, sin embargo no se esperaba semejante éxito. A días de su estreno, cosechó fanáticos de todas las edades. Con una mezcla de terror, ciencia ficción y nostalgia, se convirtió en el tema de conversación de cualquier grupo de amigos y familia. El final de temporada nos dejó con ganas de más y la espera de la segunda temporada estuvo colmada de expectativas.

 

Después de un fin de semana de intensiva maratón por la mayoría de los fanáticos. Los 9 episodios dejaron mucho para hablar y analizar. Si bien los Duffer no van a ganar un premio a la originalidad, lo siguen haciendo lo suficientemente bien para alimentar el fanatismo y prolongar el éxito. El reparto, principalmente esos niños prodigios, sigue siendo el gran fuerte de este show. Pero, lamentablemente, no consigue superar la primera temporada y comete algunos errores.

 

Analizamos lo mejor y lo peor de Stranger Things 2:

 

1- "Más rara. Más grande. Más oscura."  prometieron los Duffer durante la promoción de la segunda parte. Una estrategia que usan los creadores de otras series, como Game of Thrones hasta The Walking Dead para generar grandes expectativas. El desafío de toda gran secuela es crear nuevas tramas y nuevos personajes, a la vez, conservar y mejorar todos los elementos que funcionaron la primera vez, sin caer en las repeticiones grotescas.


Las segundas partes siempre corren el peligro de fallar si se quiere repetir la receta de la primera entrega con el doble de ingredientes. Lo que a veces olvidan los creadores es del famoso "menos es más" y del "calidad antes que cantidad", y se dejan llevar por la ambición. Esta vez hay más aventura, más terror, más nostalgia, monstruos más grandes, más personajes, pero se queda solo en eso. Esta temporada es más forzada y menos sutil. Se preocuparon por hacer algo más grande en vez de contar una historia mejor. Stranger Things 2 es una promesa incumplida.

 

Para los fanáticos de primera hora, es probable que disfruten igual de la segunda temporada. Aunque es más difícil de digerir. Primero porque fluye con menos facilidad, hay que ser pacientes para poder conectar todas las tramas que se desatan, y muchas veces no se sabe muy bien hacia dónde se dirige la historia. Incluso, por momentos está la sensación de que sobran varios personajes. Lo que sí funciona son los personajes de siempre, gracias al carisma de los actores. La serie continúa siendo un homenaje a la nostalgia y tiene un nuevo final que te mantiene pegado a la pantalla durante los últimos capítulos.

 

2- Nuevos personajes. En el primer capítulo, "Madmax", la incorporación de Maxine genera grandes expectativas. Pero con el avance de la historia, la nueva integrante femenina del grupo infantil cae en la comparación con Eleven y se perfila como su reemplazo, más conflictivo y menos superpoderoso.

 

Por su parte, Billy, el hermanastro mayor de Max, es directamente innecesario. Solo aporta ese look al estilo George Michael, un villano del mundo real, violento y enojado con la vida, que sobre el final cambia de personalidad cuando se encuentra con la madre de Mike y Nancy. ¡Ojo! Tal vez sea un guiño para la próxima temporada, pero habrá que esperar.

 

Mientras que Bob, la nueva pareja de Joyce, en principio resulta algo molesto pero termina siendo uno de los personajes más queridos hacia la mitad del show. Sean Astin interpreta de gran manera al mártir de la temporada.

3- El polémico 2x07. El séptimo episodio de la temporada generó sorpresa entre fans y ya hay dos bandos divididos. Quienes lo aman consideran un aire fresco, para quienes lo odian creen que es una pérdida de tiempo, aburrido y de relleno. Lo cierto es que el episodio se separa de la trama principal y presenta nuevos personajes.

 

"Es casi como hacer un pequeño piloto en medio de la temporada, lo cual es una locura. Pero fue muy divertido escribir, emitir y trabajar", dijeron los hermanos Ross y Matt Duffer sobre el capítulo de Kali, la hermana perdida de Eleven o Jane, quien se ve en el primer episodio y cobra protagonismo en el 2x07. Aunque parece que la líder de un grupo de marginados que busca venganza no fue bien recibida por los fanáticos.

 

4- La reivindicación de Steve Harrington. Así como algunos personajes no causaron empatía entre el público, hay otros que se ganaron seguidores. Este es el caso de Steve, quien no era muy querido durante la primera temporada, por tratar mal a Nancy, estar involucrado en la muerte de Barb y pelear con Jonathan. Sobre el final dio algunos indicios de que en el fondo era un buen chico.

 

En Stranger Things 2, Steve se aleja de esa imagen de chico malo, se vuelve sensible con su novia, con quien las cosas no están muy bien, y termina siendo el niñero de los más pequeños, quienes sacan su lado más protector y responsable. El "bromance" entre Steve y Dustin es uno de los grandes aciertos de esta temporada. Las escenas de este nuevo dúo forman parte de los mejores momentos de la serie.

5- La revelación de Will. El personaje interpretado por Noah Schnapp también fue una grata sorpresa. El talento de hace que el show cobre intensidad y el público realmente se crea la historia de monstruos gigantes.

 

La capacidad de actuación de Schnapp le brinda todos los matices a su personaje. Al principio Will  es sólo un pequeño traumatizado, después despliega toda su locura cuando es "poseído" por el virus del 'Upside Down'. Por otra parte, junto a la gran actuación de Finn Wolfhard, como ya nos tiene acostumbrados, la relación de Will y Mike es de las más conmovedoras durante toda la temporada.

 

6- Eleven y Hopper. La inolvidable escena final de la primera temporada donde Hopper deja Eggos en el bosque ya nos había adelantado el inicio de esta amistad. Otro de los aciertos de esta temporada. El personaje de David Harbour tiene algunos de los mejores momentos en ‘Stranger Things 2’. La relación casi padre-hija, muestra un lado mucho más humano y sensible del jefe de policías. Mientras que la actitud rebelde de la niña que desafía todo el tiempo a su protector, tiene cierta similitud con Mathilda, de The Professional.

 

7- El extraño caso de Dustin Henderson. El curioso niño con displasia cleidocraneal (la enfermedad que causa que no tenga dientes), es tal vez el personaje más controversial y con más apariciones en esta temporada. Si bien continúa siendo el más divertido y extravagante del grupo, en esta oportunidad tuvo varios momentos de tensión y enfrentamiento con sus amigos.


El niño no tan niño, que se encapricha con robarle la chica a Lucas, adopta una extraña mascota que se transforma en un dolor de cabeza. Con un comportamiento inmaduro, le miente a sus amigos y desata uno de los problemas más grandes de la trama al proteger a Dart, una de las criaturas del Upside Down.

 

Siempre con una cuota del humor y favorecido por el guión, Gaten Matarazzo sabe cómo interpretar un personaje tan versátil como este. En el último capítulo muestra su lado más tierno, cuando no consigue pareja en el baile y con sus lágrimas logra que nos olvidemos por un momento de sus torpezas.

8- Puede fallar. Si bien uno de los fuertes de la serie es el entramado y relaciones entre los protagonistas, lo que preocupa es que esto sea uno de sus mayores problemas en la segunda parte. Algo que sucede con personajes como Jonathan Byers. El rol de Charlie Heaton la temporada anterior tuvo gran protagonismo, en esta oportunidad su papel se reduce a un nivel secundario. Aunque en el primer capítulo se perfila como el consejero y protector de su hermano menor, con el pasar de los episodios se desvanece y queda al margen de la acción la mayor parte del tiempo.

 

En el caso de Eleven (Millie Bobby Brown), da la sensación de que los creadores quisieron explorar con historias nuevas, pero que al final resultan demasiado extendidas, o no merecen tanta atención. Como es el intento de expandir el pasado de Jane, pero que no logra aportar algo significativo al trasfondo de la historia o la evolución del personaje.

 

Lo más decepcionante de esta secuela, sea tal vez la decisión de separar a los niños, no solo al personaje de Millie Bobby Brown, sino también a Mike y Will de Dustin y Lucas. Stranger Things se caracteriza por ser una serie sobre el poder de la unión y de la amistad infantil, y poner distancia entre ellos a la búsqueda de un desenlace más emotivo fue una gran desilusión.

 

9- Referencias. Como nos tienen acostumbrados los Duffer, la música es parte fundamental de la serie. Por momentos genera el ambiente perfecto para determinadas situaciones, aunque también hay veces que abusan de este recurso y la repetición de la fórmula de la primera temporada se vuelve algo molesta.

 

Por ejemplo, el abuso de los mismos trucos, como la implementación de "Should I Stay or Should I Go", canción que marcó la primera temporada es predecible y por eso no funciona del todo. Aunque lo que sí funciona es el baile final entre Mike y Eleven con "Every Breath You Take"; esta vez sí se puede considerar un acierto de los hermanos Duffer.

 

La banda sonora incluye clásicos de la época, como Scorpions, Billie Holiday, Duran Duran, The Runaways, The Clash, The Police, Bon Jovi y Cyndi Lauper, además de la música original a cargo de Kyle Dixon y Michael Stein. Por otra parte, las referencias visuales vuelven a utilizarse en esta temporada. Los Cazafantasmas, Alien, Los Goonies (donde aparece Sean Astin, el actor que interpreta a Bob), It, Rebeldes y El Exorcista son algunas de las películas a las que se les rinde tributo de manera explícita o implícita. 

 

Este sin fin de nombres queda desdibujado sin una base fuerte como la de la primera temporada. Parece que los hermanos Duffer tuvieron algunas dificultades para justificar que esta temporada fuera realmente necesaria.


La repetición de trucos no solo afecta a la inspiración, además se usa en la historia que se quiere contar. Los mismos monstruos que solamente cambian en cantidad y en tamaño, un mapa-enredadera donde antes había luces de Navidad. Al mismo tiempo que se desaprovecha el más allá y el más acá de Eleven, y el desenlace de los dos últimos episodios que resulta demasiado predecible.

 

10- Si es Ryder es bueno. Hay varios elementos que logran duplicar el éxito que tuvo la primera parte. Uno de ellos es el personaje de Joyce Byers, menos central pero mucho más profundo. El espectador sigue involucrándose en esta relación afectiva que se formó hace un año con esta madre desesperada por su pequeño hijo. Otra de las grandes actuaciones de Winona Ryder, quien tiene una de sus mejores escenas con la muerte de Bob.

 

El sólido elenco de actores que cautivó a los espectadores el año pasado sigue siendo el fuerte del show. Los más chicos siguen dando una actuación que conecta entre sí y con la audiencia, además se mantiene fresca y natural. Mientras que los más grandes, con su trayectoria logran equilibrar las falencias de los nuevos personajes.

 

11- Lo mejor para el final. Los últimos episodios son casi adictivos, y vuelve a ser el gran fenómeno Stranger Things. El final mantiene en vilo a los fanáticos y logra llamar la atención cuando finalmente se juntan las subtramas. El show se centra en una sola historia llena de adrenalina y tensión.

 

Cuando llega el último capítulo, Stranger Things vuelve a ser el gran éxito. Un producto pensado para pegar en la nostalgia de los fans, y una oda a los pequeños placeres de la vida. La calma después de la tormenta, el baile de la escuela, el grupo de amigos finalmente reunido nuevamente, los nuevos lazos que se hicieron en el camino, y los viejos que continúan firmes.

Si bien este final deja muchos menos misterios sin resolver en comparación a la anterior temporada, la última escena insinúa que el peligro no terminó, lo que genera expectativa. Aunque tras esta temporada es imposible no preguntarse ¿hasta cuándo van a enfrentarse con los mismos monstruos?

 

Es posible que los hermanos Duffer tengan un plan para salvar Hawkins de una vez por todas, y para salvar la serie. Es muy pronto para afirmar que la tercera parte será la última posibilidad de reivindicación del fenómeno de Netflix. Pero es cierto que hay preocupación entre los fanáticos. El mayor misterio que deja Stranger Things 2 no es sobre el monstruo de humo. La mayor duda es si hay nuevas y mejores ideas para completar esta trilogía.

 

Compartí en Facebook
Compartí en Twitter
Please reload

Please reload