¿Por qué nos gusta el miedo?

31.10.2017

 

Este año, las carteleras de los cines parecen estar poseídas por nombres e imágenes escalofriantes. Desde la adaptación cinematográfica de 'It', dirigida por Andy Muschietti que se estrenó en septiembre y rompió récords de recaudaciones, hasta 'Jigsaw', la octava película de la franquicia Saw; y la más reciente 'El secreto de Marrowbone' de Sergio G. Sánchez. Todos estos largometrajes tienen algo en común: cautivar y aterrorizar a los miles y miles de espectadores que se sientan frente a la pantalla grande para disfrutar del miedo.

 

¿Cómo es posible que nos guste sentir miedo?

 

El miedo es una emoción que se caracteriza por una sensación desagradable provocada por la percepción de un peligro, que puede ser real o supuesto, así como presente, futuro o incluso pasado. Es una emoción primaria que se relaciona al riesgo o la amenaza. Pero también funciona como método de supervivencia para los animales, inclusive para los seres humanos. El miedo nos pone en alerta. Así como los animales huyen ante la sensación de peligro frente a un depredador, las personas buscan resguardarse ante un fuerte ruido, por miedo a ser herido.

 

Existen diferentes tipos de miedos. Los innatos, inherentes a la propia especie, son aquellos con los que nacemos. Miedo a los ruidos fuertes, a algunos animales, a la oscuridad, a la muerte. Otros miedos son adquiridos mediante el contacto con el ambiente y que se instauran por aprendizaje. Están relacionados con la percepción de riesgo por la que interpretamos ciertas situaciones que comprometen nuestra supervivencia y nuestra integridad física y emocional.

 

Para la psicología el miedo es una respuesta adaptativa que nos protege de ciertos estímulos que interpretamos, de manera innata o adquirida, como peligrosos para nuestras vidas. Lo que nos produce mayor miedo es todo aquello que no conocemos ni controlamos. Por ejemplo, uno de los miedos más grandes del ser humano es la muerte, ya que nada se sabe acerca de ella, no la experimentamos ni la controlamos. Es una incertidumbre aterradora.

 

 

¿Qué tienen las películas de terror que tanto nos gustan?

 

Las películas buscan provocar el miedo a través de lo desconocido, lo incontrolable y se enfocan en cosas que nunca vivimos, para las que no tenemos reglas y, muchas veces, no comprendemos. Lo sobrenatural es la clave del éxito. A veces se mezcla con situaciones realistas para situar al espectador en un escenario posible y generar empatía. De esta manera se obtiene la fórmula perfecta de terror.

 

Estos films generan estímulos que a su vez nos provocan miedo pero como simples espectadores,  es decir, podemos experimentar la sensación sin arriesgarnos de verdad. Es una manera de controlar y poner a prueba hasta nuestras emociones más impredecibles.

 

Los seres humanos somos la única especie que puede sentir miedo sin algo 'real' que lo provoque. Alcanza con la imaginación, el recuerdo, la identificación o la proyección. Tenemos complejas estructuras cerebrales que nos permiten ponernos en el lugar de otro y podemos tener miedo aunque no estemos en la situación concreta de peligro. Es por eso que podemos sentir lo que siente el personaje de la película aunque estemos a salvo en una sala de cine o en nuestra propia casa.

 

Estas sensaciones de incertidumbre y miedo son las que buscamos cuando vemos películas de terror. El miedo controlado en escenarios complejos pero sin las consecuencias que supondría estar dentro de ellos.

 

 

 

 

Compartí en Facebook
Compartí en Twitter
Please reload

Please reload

@radionitrook

  • Facebook - Grey Circle
  • Twitter - Grey Circle
  • Instagram - Grey Circle
  • YouTube - Grey Circle

RADIO NITRO

 

Whatsapp: 15-6743-3600 

Mail: info@radionitro.com.ar

Mail comercial: contacto.radionitro@gmail.com

 

Dirección: Gascón 112, Almagro.

Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

Argentina.